close
Menu

Sólo una ola de calor podría frenar una cosecha de cereales que ya se prevé como histórica

Tras una campaña con mucho miedo por la climatología y la aparición de plagas, finalmente la cosecha de cereales en Castilla y León puede alcanzar cifras históricas. De hecho, se prevé que sólo una ola de calor podría arruinar una cosecha que las estimaciones de la Junta de CyL sitúan ya en más de un 20 por ciento por encima de la media. Incluso, la consultora independiente Asegrain, que en su primera estimación se mostraba "prudente" reconoce una subida importante en sus segunda oleada, especialmente en cebada, pero también en trigo blando. Aunque se reconoce que aún falta mes y medio para que comience la recolección y que todavía es muy pronto para hacer previsiones fundadas sobre los rendimientos, nadie oculta que la campaña se presenta con unas expectativas inmejorables gracias a las abundantes lluvias de primavera, por lo que sólo esa temida ola de calor podría dar al traste con una cosecha que se situará por encima de la media.

      Y buena prueba de ello es que en la segunda estimación de la consultora independiente Asegrainç, que en su primer análisis se mostraba "prudente", reconoce ahora un fuerte incremento de las previsiones, en especial en cebada y trigo en esta Comunidad Autónoma. Igualmente, el último boletín de predicción de cosecha de la Consejería de Agricultura y Ganadería recoge ya unos rendimientos de trigo y cebada por encima de la media de los 30 últimos años. En el caso de la cebada, el rendimiento previsible es de 3.542 kilos por hectárea, un 24% más, mientras que en trigo el rendimiento podría situarse en 3.856 kilos por hectárea (19%).

Advertising information